¿Quieres saber algo más sobre la Historia de Zahara de los Atunes?
Historia de Zahara de los Atunes

Sus raíces se hallan en la época de los fenicios, aunque hasta el siglo XVI no existió algo parecido a un núcleo urbano. Sus orígenes provienen, como su nombre indica, de la pesca del atún, siendo una de las almadrabas más importantes de Andalucía. La almadraba es un arte de pesca tradicional del atún que ya se utilizaba durante la dominación romana.

El primer documento que se encontró en que figura el nombre de Zahara con total verosimilitud es el testimonio de alojamiento de términos entre Vejer y Tarifa de 1444. El origen como población no se produciría hasta la concesión a Guzmán el Bueno de pescar atunes del estrecho. Este privilegio pasará a sus descendientes, los Duques de Medina Sidonia, quienes explotarían la almadraba de Zahara. Tras la concesión de la almadraba, en la primera mitad del siglo XV se construiría el Palacio de las Pilas, pieza clave en la historia de Zahara de los Atunes.​ El palacio desempeñaba tres funciones: era castillo, palacio y chanca. Castillo defensivo contra la piratería turco-berberisca, palacio residencial de los Duques de Medina Sidonia mientras duraba la temporada de la almadraba y chanca, es decir, factoría donde se troceaban, salaban y preparaban los atunes. Como dato curioso, la Iglesia del Carmen, situada en el centro del pueblo, era la sala donde se realizaba el despiece y salazón del atún. Juan F. Romero López considera que en las inmediaciones de la actual Zahara debió de existir una aldea árabe sobre peñas, llamada también Zahara. (Coleccionable Historia de Barbate, 1. Baessipo, p. 8).

La actual Zahara, en el emplazamiento en el que hoy todos la conocemos, probablemente surgió en el siglo XIII y su origen se debe a las pesquerías del atún. Así consta en la obra Historia Propedéutica de Zahara de los Atunes, de Fco. Javier Trujillo Guirola, que en su página 21 escribe lo siguiente: «No era, pues, originariamente Zahara una aldea o un poblado en el que se calaba una almadraba, sino que, por el contrario, era una pesquería de atunes que con el paso de los años dio lugar al asentamiento de una población estable. Primero se instaló la almadraba y fue precisamente la explotación continuada de esta la que dio lugar al nacimiento del actual pueblo. El proceso de poblamiento estuvo relacionado con las funciones, trabajos y oficios que se realizaban en la temporada de atunes. Lo que inicialmente era un asentamiento temporal, vinculado a trabajos eventuales, fue dando lugar a un núcleo de población cada vez más estable. La construcción del palacio-chanca, que en la práctica suponía dotar a la almadraba de unas instalaciones permanentes con centinelas todo el año para evitar los asaltos de la piratería, pudo ser el germen inicial para el asentamiento de una población cada vez más permanente. Es bastante probable que este asentamiento se iniciara con posterioridad a 1293, una vez conquistada Tarifa y cuando Vejer había dejado de ser frontera cristiana, pues la condición de plaza fronteriza de Vejer, a la que pertenecía Zahara, pudo hacer inviable, por evidentes razones de seguridad, cualquier intento anterior de repoblación».

A principios del siglo XVI, y debido a las buenas campañas almadraberas, Zahara empezó a poblarse. Comerciantes, militares y almadraberos fueron los primeros en habitar el lugar, surgiendo así las primeras viviendas, de débiles estructuras y casi siempre adosadas a las murallas del palacio. Dicha configuración se mantuvo hasta finales del siglo XX con el boom de la construcción y el turismo.​

A principios de la década de los noventa del siglo XX, se realizó un estudio socio-antropológico sobre algunos aspectos sociales y culturales relacionados con el turismo en Zahara de los Atunes (Cádiz – España). Una etnografía de la que fuera una pequeña aldea de pescadores y es, desde hace dos décadas, destino turístico de referencia en España.

Si estas buscando alojamiento para Zahara de los Atunes.. 
¡Podemos ayudarte!

Top